Dónde comer en Florencia

Dónde comer en Florencia

¿Quién no conoce la comida italiana? Si en el mundo hay una gastronomía que se haya extendido rápidamente, esa es la italiana.

Gastronomía de Florencia

La cocina de la Toscana está basada en platos tradicionales elaborados con productos de temporada de la región: aceite, verduras, embutido, quesos y pasta son algunos de los ingredientes. Los sabores son naturales y se prescinde de salsas y guarniciones pesadas.

Algunos de los más populares platos típicos de Florencia serían el bistecca alla fiorentina (chuletón de ternera poco pasado), la trippa alla fiorentina (tripas de cordero con salsa de tomate), el cinghiale in umido (jabalí con tomate) y el pollo al mattone (pollo asado aplastado con un ladrillo). Podéis acompañar todos estos platos con un Chianti, el vino típico de la toscana interior.

Para finalizar la comida, nada mejor que tomar un cappuccino acompañado de un chupito de limoncello, uno de los licores italianos más conocidos.

Si después de comer os apetece endulzaros con un postre típico, podéis probar los cantucci, unos bizcochos con almendras que encontraréis en todas las pastelerías. Algunos italianos recomiendan mojarlos con vino dulce.

Los helados en Florencia

Al igual que en Venecia, los helados en Florencia son un punto aparte. Da igual la época y no importa el tiempo, los italianos comen helados de forma habitual a lo largo de todo el año

El precio de los helados en las calles más turísticas comienza en 2 (2,40 US$), pero si buscáis un poco más encontraréis helados desde 1,50 (1,80 US$).

Tipos de restaurantes en Florencia

De mayor a menor precio tenemos:

  • Restaurantes: Locales habitualmente más caros y lujosos.
  • Trattorías: Se podrían definir como pequeños restaurantes familiares. Suelen tener un plato del día a precio fijo.
  • Pizzerías y puestos de pizza al taglio: Al igual que en Roma, en Florencia abundan los locales de "pizza al taglio" (al corte). En estos podéis comprar pizza al peso. Si podéis elegir, id a una pizzería y comprad una pizza a vuestro gusto, suelen tener mayor calidad.

Suplemento de cubierto e impuestos

Antes de entrar en un restaurante de Florencia es recomendable mirar en la carta el suplemento por servicio (coperto) y los impuestos. Habitualmente el precio del cubierto por persona es de 1,50 (1,80 US$) y los impuestos oscilan entre un 10 y un 16%.

Ahorrando en comida

Si en vuestros planes no entra gastar mucho en comer en Florencia, tenéis la opción de elegir las opciones más económicas.

Dejando atrás mínimamente las calles principales, en zonas como Santa Croce encontraréis pizzerías y otros locales donde no suelen cobrar por el servicio y los impuestos están incluidos. Si hace buen tiempo, podréis comprar pizzas enteras para llevar desde 4,50 (5,30 US$) y sentaros en uno de los bancos de la plaza.

En estas calles también encontraréis paninis desde 2,50 (3 US$), baratos en comparación con los 4 (4,70 US$) que cuestan cerca de la Piazza della Signoria.