Jardines de Boboli

Recorrer este jardín es revivir la historia de los Médicis, familia que ocupó el Palazzo Pitti a mediados del siglo XVI. Los Jardines de Boboli son los más grandes de Florencia.

Ubicados detrás el Palacio Pitti se esconden los Jardines de Boboli, unos jardines que con 45.000 metros cuadrados se convierten en la zona verde más grande de Florencia.

La historia del parque comenzó cuando la familia Médici compró el Palazzo Pitti en 1550. En sus inicios el parque abarcaba sólo la parte comprendida entre el palacio y el Forte di Belvedere. Fue en el siglo XVII cuando se extendió hasta el suroeste.

Los jardines fueron abiertos al público en 1766.

¿Qué ver en los Jardines de Boboli?

Grutas, fuentes, pérgolas, un pequeño lago y cientos de estatuas de mármol. Si queréis recorrer los jardines completamente y sin prisa, deberéis dedicar al menos dos o tres horas.

Uno de los lugares más importantes del jardín es el antiguo anfiteatro. En su centro se encuentra un obelisco egipcio que fue llevado desde la Villa Médici en Roma.

Las escasas zonas verdes en Florencia

Si hay algo que no nos gusta de Florencia es la falta de parques, zonas verdes y, en general, lugares donde descansar. Los Jardines de Boboli tratan de suplir esta falta, pero su limitado horario y que sean de pago no indica que sean un lugar para visitar a menudo.

Como visita turística, si es recomendable.

Horario

Desde noviembre hasta febrero: de 8:15 a 16:30 horas.
Marzo: de 8:15 a 17:30 horas.
Abril, mayo, septiembre y octubre: de 8:15 a 18:30 horas.
Junio, julio y agosto: de 8:15 a 19:30 horas.
El jardín cierra el primer y último lunes de cada mes.

Precio

Adultos: 7€.
Jóvenes entre 18 y 25 años: 3,50€.
Niños de 3 a 17 años: entrada gratuita.

Transporte

Autobús: 11, 36 y 68.

Lugares próximos

Ponte Vecchio (669 m)
Museo Galileo (777 m)
Galería Uffizi (827 m)
Palazzo Vecchio (922 m)
Piazza della Signoria (930 m)