Aeropuerto de Florencia

Aeropuerto de Florencia

El Aeropuerto de Florencia (FLR), también conocido como Aeropuerto Amerigo Vespucci o Aeropuerto de Peretola (por estar situado en esta localidad), se encuentra ubicado a tan solo 10 kilómetros de Florencia.

Inaugurado a principios de los años 30 como un gran campo de vuelos en el que los aviones despegaban y aterrizaban en cualquier dirección, el Aeropuerto de Florencia ha sido remodelado y ampliado en numerosas ocasiones para terminar convirtiéndose en el segundo aeropuerto más importante de la Toscana, solo superado por el Aeropuerto de Pisa.

Cómo llegar a Florencia desde el aeropuerto

Autobús

El autobús Volainbus realiza el trayecto entre el Aeropuerto de Florencia y la Piazza Stazione (Estación de Tren Santa María Novella) cada 30 minutos desde las 5:30 hasta las 20:30 horas y cada 60 minutos de 20:30 a 00:30. El autobús no realiza paradas a lo largo del trayecto y tarda aproximadamente unos 30 minutos.

Los tickets pueden ser adquiridos tanto a bordo del autobús como en el aeropuerto y en la estación de tren. El precio es de 6 (7,20 US$) por trayecto, 10 (11,90 US$) al comprar la ida y la vuelta.

Taxi

Los taxis desde el Aeropuerto de Florencia hasta el centro de la ciudad tienen una tarifa fija de 22 (26,20 US$) entre semana, 24 (28,60 US$) los días festivos y 25,30 (30,20 US$) cuando el traslado se realiza durante la noche. Cada maleta tiene un suplemento de 1 (1,20 US$).

Servicio de traslado

Si no quieres complicarte, reservando el servicio de traslados un conductor te estará esperando en el aeropuerto con un cartel a tu nombre y te llevará al hotel en el menor tiempo posible. El precio del servicio es de 49 (58,50 US$) por vehículo y se puede reservar aquí.

Coche de alquiler

Si además de llegar hasta Florencia estáis interesados en conocer por libre lugares como Siena, San Gimignano, Chianti, Pisa, Lucca o Monterosso, alquilar un coche en el Aeropuerto de Florencia es la mejor opción.

Realizando la reserva con la suficiente antelación podéis ahorrar bastante dinero.