Hoteles en oferta
  1. Fecha de llegada
  2. Fecha de salida
o ver todos los hoteles baratos
Actividades y tours
Traslados aeropuerto
Vuelos baratos

Cómo llegar a Florencia

Situada a medio camino entre Milán, Roma y Venecia, Florencia es un destino fácilmente accesible desde todos los puntos de Europa.

Avión

Aeropuerto de Florencia, Avión de Alitalia
Avión de Alitalia en el Aeropuerto de Florencia

Para llegar en avión hasta Florencia hay dos opciones, volar al Aeropuerto de Florencia o al Aeropuerto de Pisa, situado 100 kilómetros al oeste de la capital toscana.

Aunque lo normal es que sea más económico volar a Pisa y tomar un tren o un autobús hasta Florencia, ahora que Vueling realiza vuelos directos desde Barcelona, esto ya no es siempre cierto.

Compañías de bajo coste que llegan a Florencia:

Compañías de bajo coste que llegan a Pisa:

  • Ryanair - Desde Barcelona, Fuerteventura, Gran Canaria, Ibiza, Madrid, Santander, Sevilla, Tenerife y Valencia.

Para encontrar vuelos baratos a Pisa o a Florencia, podéis probar nuestro buscador de vuelos, comparamos con los principales portales y encontramos el mejor precio.

Si ya habéis comprado el vuelo, en los siguientes enlaces veréis información sobre los distintos aeropuertos y cómo llegar hasta Florencia desde éstos.

Tren

Otra alternativa para llegar a Florencia es ir en tren. La estación de Santa María Novella es el destino de muchos trenes italianos. Llega a Florencia en tren es la mejor opción para los viajeros que quieran hacer una escapada desde Roma, Milán o Venecia.

Estación de tren de Santa María Novella
Estación de tren de Santa María Novella

Podéis consultar los horarios y las tarifas de los trenes en la web de TGV o de Ferrovie dello Stato. También es posible reservar online, siendo en ocasiones más económico.

Si tenéis miedo a volar o sentís una especial pasión por viajar sobre vías, hay un tren que enlaza Barcelona con Milán y circula a diario. Podéis ver los horarios y hacer la compra online en la web de TGV Europe.



Coche

Dado que todo el centro histórico se puede recorrer caminando y hay infinidad de calles peatonales, Florencia no es el mejor destino para ir en coche. Cuando aparquéis, debéis comprobar que no es una zona de aparcamiento para residentes, ya que os retirarán el vehículo y deberéis pagar una multa.

Si queréis conocer Siena, Pisa, Lucca y otras ciudades de la Toscana, podeís alquilar un coche o realizar excursiones organizadas.